Cosas que debes llevar siempre que vayas a esquiar

En: Consejos de skiman En: Wednesday, March 15, 2017

Vas a pasar un día en la nieve. Te pones la ropa adecuada, preparas cada minuto de tu para aprovecharlo al máximo, llevas todo el material que necesitas, pero, ¿qué meter en tu mochila? No puedes ir muy cargado o no podrás esquiar a gusto. Os dejamos algunos consejos sobre qué llevar.

 El minimalista

Puedes optar por la opción minimalista y llevar solo encima lo imprescindible. Esto es: móvil, muy importante por si te ocurre algo y porque tienes que estar localizable en cualquier momento; crema de sol, imprescindible para no quemarte, porque recuerda que en la nieve es fácil que el sol te afecte, y de hecho, afecta más de lo normal; y por último, tus gafas de sol, que no son las mismas que tus gafas de sol de ciudad. Estas tres cosas son las mínimas para empezar a esquiar, y el resto, siempre lo puedes comprar ahí.

 

El previsor

Además de las tres cosas que acabamos de enumerar (móvil, crema y gafas) también puedes llevar el cargador del móvil, o una batería portátil, por si tienes que utilizar el GPS y te estás quedando sin batería. Un protector labial, mejor si tiene protección solar, también es muy útil, sobre todo si el día trae consigo mucho viento.

 

El sherpa

También hay personas que optan por llevar encima cualquier cosa que vayan a necesitar. Recomendamos no cargarse mucho, porque puede resultar molesto e incluso desestabilizarte en movimientos.

A todo lo anterior, las personas más previsoras pueden llevar: una cinta u orejeras, por si empiezan a tener mucho frío; un gorro, unas gafas de ventisca (de repuesto) por si acaso el día se complica; calcetines de repuesto; un botellín de agua (no hace falta que sea muy grande) y algún tentempié, sobre todo si haces esquí de travesía y vas a alejarte de las pistas.

 

El canguro

Para los que van a esquiar en familia y además, tienen que cargar con las cosas de sus hijos, pueden empezar a enseñarles a ser responsables de sus cosas y hacerles llevar una pequeña mochila adaptada a ellos. En ella pueden llevar su merienda (un zumo, una fruta, unas galletas) así como sus gafas, gorro, guantes, etc. Unos pañuelos también pueden resultar útiles, así como la crema de sol.

Así, todos podréis seguir disfrutando de la nieve sin interrupciones y sin tener que estar volviendo a las pistas todo el rato porque os debéis dejado alguna cosa.

Recuerda que es muy importante mirar la previsión meteorológica para saber con precisión el día que os va a hacer, y saber qué ropa llevar en consecuencia. También es fundamental renovar la crema solar de la cara varias veces al día, ya que está expuesta continuamente.

Comentarios

Deje su comentario

Subir